“Això ho pague jo!”

[Img #9473]

 

Esta frase tan peculiar utilizada por el anterior alcalde del PP en nuestra ciudad daba una idea de lo que para él era la Administración Pública: un cortijo en el que Arturo Torró y sus secuaces campaban a sus anchas, y hacían y deshacían lo que les venía en gana con las arcas públicas.

- Advertisement -

 

 

Las últimas noticias han sacado a la luz lo que al final nos ha demostrado el tiempo, su poca o nula capacidad para dirigir un ayuntamiento como el de Gandia. No andaban desencaminados los socialistas cuando pedían con bastante frecuencia al gobierno popular —hasta por orden judicial—, facturas y gastos de todo tipo correspondientes a la empresa pública de los que no había ninguna justificación.

 

 

De este modo, ese “Això ho pague jo!” se ha convertido en una realidad. Los dudosos contratos firmados con sendas televisiones privadas al poco tiempo de que el señor Soler entrara en la extinta Gandia TV —cerrándola a cal y canto con la frialdad de quien toma un café y sin más explicación de “se os acabó el chollo, os vais todos a la calle”— son ahora noticia por una resolución judicial del Tribunal de Cuentas.

 

 

Dicha sentencia señala, tras analizar las declaraciones y toda la documentación aportada, que las licencias que concede la Generalitat Valenciana ya tienen la obligación de emitir noticias de contenido local, de ahí el sin sentido de dichos contratos, y recalca que “encubrían pagos fraudulentos”. Además, la empresa Comarques Centrals Televisió comunicó que no podía cumplir con lo firmado, por lo que pidió una indemnización cuantificada en 500.000 euros que para más inri le fue concedida.

 

 

Esa cantidad económica que se abonó desde IPG —más los intereses—, es la que el Tribunal de Cuentas obliga ahora a devolver a Arturo Torró, al excoordinador general de Asuntos de Alcaldía, Javier Reig, y al que fuera gerente de la empresa pública, Gonzalo Morant. Así, tienen que devolver de su propio bolsillo 560.094 euros en proporción a las responsabilidades adquiridas en su día con IPG.

 

 

Pues sí, el señor Torró tenía razón con aquello de “Això ho pague jo!”. Este caso, que según dicen está a las puertas de que se abra juicio oral, puede marcar un antes y un después para quien trajo a nuestra ciudad la más absoluta ruina moral, económica y política.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS DESTACADAS

La vivienda, «prioridad de prioridades» para Gandia: avanza el seguro de caución

"La vivienda es prioridad de prioridades". El alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, ha...

Benipeixcar celebra la I edición de la «Nit dels Ciris»

Benipeixcar celebrará, el sábado 22 de junio, la primera edición de la "Nit dels...

Cintia Frasquet, campeona de España en lanzamiento de jabalina

La gandiense Cintia Frasquet, del Club de Córrer el Garbí, se ha proclamado Campeona...